Desnudo fotográfico, Mujer y Significados



Casi tan antiguo como el daguerrotipo, el desnudo ha sido una temática recurrente e inseparable ya de la historia de la fotografía. Que a su vez continuó la milenaria tradición de las artes plásticas que lo ha utilizado como uno de sus elementos temáticos más importantes. El cuerpo, como morada de la sensibilidad humana, ha servido también como elemento de la expresión de esa misma sensibilidad por medio de la imagen impresa en papel fotosensible.

Desde principios del siglo XX, maestros como Edward Weston, Edward Steichen, Henri Cartier - Bresson y Man Ray, entre otros, logran en el desnudo una muestra más de que la fotografía contaba ya con un lenguaje artístico propio y maduro. Tales personajes han abierto caminos diversos y plantean alternativas y retos para los artistas que llegan después de ellos. Los maestros lo siguen siendo y su influencia llega hasta nuestros días como lo demuestra la fotografía “Homenaje a Man Ray”, de Jorge Barragán Pérez que aparece en la pasada edición de febrero de Fotozoom.






Algo similar ha sucedido con la obra de Héctor Montes de Oca que también se ha nutrido de múltiples influencias y las ha utilizado para definir mejor sus necesidades expresivas. Artista con una sólida formación estética, egresado de la Licenciatura en Artes Visuales de la Universidad Veracruzana, con estudios de postgrado en México y Europa, reconoce afinidad y curiosidad por las escenas de desnudo. Tal afinidad se ha nutrido por obras generadas en diversos ámbitos de las artes plásticas como son la Venus de Milo, el “David” de Miguel Angel o bien las pinturas de Balthus o Goya.

Montes de Oca afirma que en la actualidad existen varios fotógrafos con desnudos muy atractivos desde el punto de vista expresivo como Helmut Newton o Nobuyoshi Araki pero no duda en manifestar sus preferencias por la búsqueda estética de Robert Mapplethorpe , la locura de Joel Peter Witkin o el erotismo de Jeanloup Sieff. De entre los que personalmente conoce considera notable en México la obra del argentino Max Fund y la mexicana Rosa Martha Randall.

Sin embargo, al comentársele que él es ya un maestro del paisaje fotográfico, especialmente el hecho en blanco y negro, enfatiza en que, efectivamente, ése es su interés estético primordial desde hace unos años y planea continuarlo así por el momento.

En este sentido el desnudo ha surgido en su carrera de manera intermitente pero siempre recurrente. De hecho ganó un premio en Aguascalientes con una imagen de desnudo cuando era estudiante. El desnudo ha sido para su carrera tan solo una perspectiva más de las que ofrece el oficio del fotógrafo. Cuando lo ha trabajado, ha sido siempre con un afán exploratorio y experimental pues no lo ha desarrollado plenamente.

Aunque aclara, “no se trata de pasar el rato; tengo ya una visión propia y una forma de ser como fotógrafo. Hago desnudo como hago paisaje o arquitectura, con apasionamiento y disciplina técnica. De manera profesional siempre, tratando de llevar a cabo y de la mejor manera un proyecto”

¿Cómo elaborar una serie de imágenes que pueda ilustrar una antología de poesía centrada en el tema de la mujer? ¿Cómo ligar los lenguajes de la poesía y la fotografía en el propósito de reflexionar y sensibilizarse ante las dimensiones que se han construido históricamente en torno de la mujer?

La respuesta se elabora a partir de plantear un homenaje a la mujer que plasme admiración y que alabe su capacidad de amar. Incluso que viva su sufrimiento milenario y abnegación.

La palabra Madonna no refiere a una mujer cualquiera, se trata de una mujer que tiene atributos no comunes, superiores si se prefiere decir así. Montes de Oca aprovecha algunos elementos icónicos de las pinturas religiosas renacentistas y elabora una propuesta estética propia.

Así, la representación de la mujer en desnudo refuerza no sólo su particularidad femenina sino también la intemporalidad de la imagen reforzando su capacidad de expresar su mensaje.

Una vez planteados estos puntos, es posible dar al trabajo fotográfico en sí una coherencia con un eje bien definido. Así, los fines expresivos pueden ser coherentes con los requerimientos técnicos.

Las imágenes se definen en función de la forma y no del sujeto. Sabiendo de antemano que se va trabajar con una técnica muy depurada para que la obra final sea única, reforzando así su concepción de la mujer.

Montes de Oca nunca deja de considerar que la fotografía de desnudo es tan fuerte por sí misma que si hay muchos elementos en la imagen, ésta se distorsiona o pierde sentido. Resulta mejor conocer bien la luz y sus efectos sobre el cuerpo. Un ejemplo de esta perspectiva es evitar a toda costa que la imagen sea sexy y quede limitada en su propósito de lograr más bien una atmósfera particular.






Una vez que considera los puntos anteriores define con más precisión la técnica fotográfica:

• Escoge una cámara de formato medio que permita nitidez suficiente y definir la fidelidad según los requerimientos del fotógrafo.
• La luz es natural y reflejada con páneles Reflektasol.
• Película rápida, forzada en el revelado. Grano reventado y buena textura. Escoge la película Kodak Tri – X pues puede forzarla a 3200 ISO con revelador D - 76, el revelado se hace con altas temperaturas reduciendo tiempo.
• Trabaja mucho sobre la copia final agregando textura con rayones en el positivo para enfatizar su singularidad; es decir, se obtiene una copia única. Experimenta con reveladores no recomendados como el Lith Orto, texturizando también con velos y solarizaciones.
• La impresión se realiza sobre papel de fibra Polymax Fine Art, utilizando Dektol en dilución 1:1 y con baño final de selenio.

Una modelo profesional ofrece muchas ventajas en relación a una amateur, está acostumbrada a los requerimientos necesarios de una sesión de trabajo artístico. En México hay varias agencias de modelos que pueden proporcionar este servicio.

En este sentido, es vital para el buen desarrollo de la sesión considerarla como única y aprovecharla al máximo. Resulta recomendable, entonces, tener suficiente material pues no sería extraño que las mejores tomas se logren al final de la sesión.

Obviamente, es necesario crear un buen vínculo entre la modelo y el fotógrafo. Ayudará una buena planeación de la sesión fotográfica, con ayuda profesional (maquillista, iluminador, etc.)

Montes de Oca considera al desnudo como una perspectiva difícil dentro del ámbito fotográfico. Aunque la fotografía de desnudo es la que más se vende en el mundo, la perspectiva artística tiene límites muy complejos actualmente con la pornográfica, que tiene un gran mercado. Es un trabajo que siempre está en el filo de la navaja. Sin embargo, él resuelve el problema a partir de una buena planeación y con claridad conceptual. Otro problema es que la censura que se aplica a la pornografía alcanza en ocasiones también a los fotógrafos artísticos de manera injusta.

El desnudo, en suma, es para Montes de Oca un reto tal y como lo es el paisaje. Ambos representan un deseo de emoción y perfección que se originó en las primeras pinturas rupestres del hombre y continuarán indefinidamente su jornada en la visión de los fotógrafos.